2022 · 04 · 04

Food to go
alimentos congelados
de lujo 

2022 · 04 · 04

Food to go
alimentos congelados
de lujo 

Rensa es líder en refrigeración desde hace 30 años y durante ese tiempo hemos visto cómo ha evolucionado la industria de la comida congelada. Hace tres décadas la comida congelada estaba en su apogeo por ser clasificada como comida dietética, y cuando no era así, se trataba de la alternativa rápida para las familias que no tenían tiempo para cocinar.

Aunque esto hizo que los refrigeradores en los supermercados se llenaran de cajas de pizza, la gente comenzó a cambiar sus hábitos y con el paso del tiempo perdió popularidad.

De hecho, durante 2015, la industria de los alimentos congelados se encontraba al borde de la quiebra, perdiendo más de 2 mil millones de dólares en solo un año. El cambio generacional vio la palabra “dieta” como algo negativo, además de que la comida congelada tenía el estigma de que para saber bien necesitaba una gran cantidad de químicos, algo que la gente que buscaba comida orgánica y natural nunca aceptaría.

Es importante recordar que en esta época el término de food-to-go también empezó a cambiar. Hace mucho era considerado un alimento express de mala calidad que podías tomar de un refrigerador y comer en el momento o que sólo necesitaba calentarse rápidamente en un horno. Pronto pasó a una nueva etapa con ingredientes orgánicos, de calidad y muchas veces más frescos de lo que podías encontrar en un restaurante.

Esta crisis se convirtió en nuestra oportunidad, porque los refrigeradores de los supermercados y tiendas de conveniencia comenzaron a mostrar nuevos productos, donde había menos ingredientes impronunciables y más alimentos orgánicos, donde los paquetes ahora eran transparentes para ver qué es lo que ibas a comer y también eran mucho más amigables con el medio ambiente.

Food to go alimentos congelados  de lujo

Si una orden no se servía directo de la cocina, si la temperatura bajaba o si al moverse demasiado se arruinaba, podía significar perder a un cliente. Muchos restaurantes comenzaron a congelar sus platillos, no como una alternativa, sino como su única opción, lo bueno para ellos es que funcionó y mientras lo hicieran de la forma correcta, podían congelar algunos de los platillos más pedidos, enviarlos a domicilio y los demás solo teníamos que calentarlo para tener el mismo platillo de calidad que comíamos en los restaurantes.

Ahí descubrimos un nuevo nicho, el de los alimentos congelados de lujo. Las ventas totales de alimentos congelados en 2020 fueron de $ 65.1 mil millones, un 21% más que en 2019, según el American Frozen Food Institute y FMI, la Asociación de la Industria Alimentaria.

Por darles un ejemplo, empresas como Thrive Market incrementaron su producción de comidas congeladas debido a la preferencia del mercado, que desde 2020 se ha abierto mucho más a los productos congelados de calidad.

En este artículo mencionan como desde la pandemia los neoyorquinos pueden disfrutar noodles de una de las mejores tiendas de la ciudad, sopa de dumplings, galletas, chocolatines e incluso cosas como una cacerola de cerdo al ajillo. Todo les llega congelado para que lo guarden y lo coman cuando quieran con el mismo sazón que tiene en los restaurantes.

Al levantarse las restricciones, la gente volvió a salir, pero sus hábitos de consumo se mantuvieron.

La comida congelada de lujo llegó para quedarse.

Whatsapp-floating-button